Museo de Antropología y Arte - Tel: 8524045 - 3116288325

NARRARLOPINTADO

 

NARRARLOPINTADO

Jorge Alonso Zapata dibuja y pinta con línea firme y colores relucientes, las calles y las gentes del centro de Medellín. Cada obra es un cruce con historia. Los personajes van y vienen, se repiten, se hablan, se llaman, conversan, se conocen desde siempre porque siempre es ya, hoy; un minuto o dos, semanas o meses es suficiente y si no se han visto nunca, la esquina, la acera, el semáforo, la chaza o el sancocho los acerca y también, es posible, los aleja. De momentos así el pintor crea una imagen, una situación, una historia con la intensidad narrativa que distingue su obra y frente a ella cada espectador inventa su historia. Once escritores crearon y narraron para Ficción La Revista las historias que las pinturas les inspiraron. Once historias con origen en las calles y los personajes del Medellín que Jorge Zapata pinta… Entre ellos el limpiador de carros con el trapo rojo en la cabeza, debía llevar una gorra, también roja, como la camiseta del equipo del alma que solo ha escuchado en el “radiecito”, nunca en vivo y en directo, ¿por qué? porque así es la vida ¿cierto que sí?, afirma mientras limpia un parabrisas. […] También trabajan aquellos que cuidan los mismos carros que el limpiador del trapo rojo; solo que su oficio sugiere tres posiciones: desde afuera, desde el límite, desde adentro. Tres puntos para el cruce. […] Pero no todo es trabajo, también hay fiesta y amores furtivos. Desde la ventana, entre los desajustes de la madera y las cortinas, Amanda espía la calle, el baile, los coqueteos alrededor del sancocho y los puestos de comida. Los vecinos se toman sus cervezas y disfrutan de las bellezas que pasan. […] Por allí debe estar Maryori la del Hostal París que vive en la calle. Trabaja en la calle, no tiene familia y no sabe de dónde viene. Y como no lo sabe, un día el Darío del Hostal hizo coincidir dos hechos que cambiaron su vida. […] En la calle sucede todo; calle y mujer, por ejemplo, son una y todo a la vez, deseo incluido. ¿Que quién soy yo? se preguntará la misma de siempre a pesar de que sabe que así es la calle, plena de intensidad y deseo. […] Y Mélani, ¿dónde está Mélani? Debe estar en algún lugar entre el gentío, es una respuesta posible. Melani aparece y desaparece, pero cuando aparece, lo hace con sorpresa incluida. […] Los encuentros son sorpresas, los hay que llevan a crónicas, a historias que son lo que son porque en el Palacio los personajes del Hotel y la calle se salen de los cuadros y se muestran a Jorge y a la cronista. […] Dayana es uno de aquellos personajes con la posibilidad única de ser mujer y a la vez pintura. La mujer está, sufre la calle y sus avatares; la pintura y sus colores, como una tabla de salvación le proponen la posibilidad de ausentarse a lugares soñados[…] Claro está, el sueño de dibujar en vivo y en directo lo que el mundo deja ver de él no se presenta cada día. Pero cada vez que se presenta lleva una carga de historias que es necesario desmenuzar a punta de trazos y palabras para comprender la calle y sus ficciones. […] Todo esto sucede en las pinturas hasta que, de un momento a otro, la pausa cargada de aceptación o rechazo, de gozo o de infortunio, aparece. Momentos únicos que se toman como vienen, sin la intención de evadirlos; haciéndoles frente, hasta que se detengan, hasta que el tiempo los detenga. […] Pero los minutos no se detienen, pasan. Arturo, vendedor de frutas y aguacates bajo del árbol frente a la casa amarilla los ofrece a doscientos en el aviso pegado a una rama, pero minutos no son papayas, mangos, bananos o aguacates que la gente acaricia y se venden. […]En general primero es el texto y después la imagen que lo ilustra. En esta edición de Ficción la Revista primero fueron las imágenes y después los textos que las narran.

Krisna en el Perio / 35 cms. x 25 cms. / Acrílico sobre cartón / 2010

Comments(2)

  1. Responder
    Sofía says:

    Muy interesante la revista, la publicación, el contenido de la pagina y por su puesto su gran accesibilidad, estoy muy a la espera de la próxima publicación de la revista.

    • Responder
      Cristian Ardila says:

      Me alegra mucho Sofía que te haya gustado la revista, te cuento que seguiremos subiendo un fragmento cada semana para que no te la pierdas.

Post a comment

1 × dos =