MIRADA SOBRE EL PAISAJE

La acuarela es una técnica delicada que se sostiene en el trazo, en el cuerpo del pincel y en la mirada. Técnica y mirada se aprenden, se ejercitan, se viven con intensidad y se repiten distinto. El paisaje es cambiante, no es el mismo en las mañanas, en las tardes o cuando el sol brilla y los colores se hacen intensos, las sombras se amplían y las nubes, que no se detienen, pasan según el deseo de los vientos en formaciones inesperadas. La unión entre acuarela, pincel, paisaje y artista es inseparable mientras el agua se extiende sobre el papel, los colores se mezclan y las formas, en su lugar, asumen un carácter definitivo e irreversible. En la acuarela, la vibración, la aguada, la sombra o la luz son permanentes y otros trazos, iluminaciones o veladuras sobre sobre el trazo realizado mejoran o desvirtúan la mirada original. La acuarela es así, delicada, precisa e inmediata.

Los artistas que hacen parte de la Colección de Arte del Museo Maja son representantes excepcionales de la acuarela, técnica sencilla y compleja a la vez. Son dueños de esa mirada precisa, original y única que el paisaje requiere de quienes encuentran en él, otra manera de ver las montañas, los caminos, los árboles, las nubes, los portones, las fachadas de las casas. Otra manera de sentir la naturalidad del lugar y la expresión del arte.

Saúl álvarez Lara

Curador Museo Maja

All Rights Reserved